viernes, 27 de mayo de 2016

El tendedero de la abuela

El tendedero de la abuela.

El tendedero de la abuela no es como cualquier tendedero, tiene cinco mantillas que pertenecieron a sus primeros cinco hijos. Antes no existían pañales desechables y las personas usaban una y otra y otra vez la misma mantilla para mantener limpios a los bebés. A la abuela se le ocurrió la idea de dibujar un cuento por mantilla; las mantillas van en la quinta generación; además, el tendedero es mágico. ¿Sabes por qué es mágico? Adivina.
El tendedero  se mueve con el tiempo, sueña, dibuja, lee, escribe y avanza.
Primer mantilla (Hoja de Ruta)
Diego es un niño que vive en la calle Granjero en Ciudad Juárez. Una noche Diego soñó leer en el transporte público, cosa rara, las personas no ponían atención; enojado  bajó del transporte y se fue  rumbo a la Plaza de la Mexicanidad. En los cuadernos que llevaban en la mano la maestra le anotó una X roja. Diego estaba triste y cansado, se sentó a la sombra de la X y de pronto una mujer gigante de velo azul, se apareció– ¿sabes porqué las personas no ponen atención cuando lees en el transporte público?-.
-Porque no soy nadie, ni valgo, ni soy famoso, por eso-.
–No, no, no, Diego, tú eres un niño de 10 años con un futuro brillante pero lees muy bajito y la gente no te escucha, la próxima vez debes alzar la voz, así-.
En ese momento la gigante lo cargó, le mostró a las personas que muy pronto lo escucharían, le entregó un borrador que tenía el poder de transformar la X roja en una paloma verde.
Diego feliz, reía pero la risa le duró poco; pegó un brinco de la cama al escuchar la alarma del despertador. Los gritos de su mamá lo despertaron.
-Diego, Diego, es domingo vamos a la bibloteca Hoja de Ruta, luego a leer al transporte público, será un domingo provechoso.
Segunda mantilla (La niña del tren).
Tal vez porque Sofía vivía cerca del ferrocarril extrañaba el sonido del tren cuando se mudó al Paso, Tx. El primer día de escuela las cosas le parecían moverse al revés. La maestra le hablaba español, igual, ponía palabras en inglés dentro de las oraciones y cambiaba el orden de las frases. La voz de su maestra se pegó en la memoria. Sofía pasó las tardes recordando las frases, las lecciones y cuando grande quiso ser como la maestra. De pronto se vio en la entrada principal de Tornillo Elementary School, caminó lentamente por los pasillos, vio dibujos animados, libros colgados en la pared. Sacudió la cabeza pensando que estaba en un sueño, ella llevaba una linterna en la mano izquierda y una pluma en la mano derecha. Llegó a su salón e intentó sentarse en su pequeña sillita, vio que su cuerpo había crecido. Los niños le llamaron maestra, así es que, Sofía se fue directo al escritorio, encendió la lámpara para iluminar el salón que estaba a oscuras. Levantó su pluma y dijo –hoy vamos a aprender a escribir relatos, combinaremos dos idiomas, inglés y español. La primera instrucción es que el personaje principal llevará su nombre completo, debe conservar la ortografía orginal, el apellido de su padre y el de su madre;  levanten la pluma, acerquen su mano izquierda y júntenlas arriba diciendo su nombre completo en voz alta seguido de la orden, ¡dime cómo quieres que sea tu historia! Repitan su nombre completo una vez más y escriban al fluir de la consciencia-.
El sonido del tren despertó a Sofía, se levantó pensando que aún vivía en Ciudad Juárez en la calle Ferrocarril, sacudió sus manos y atrapó el recuerdo hermoso de su infancia, recordó que hacía muchos años su maestra le enseñó a escribir una historia sobre su destino. Sabía exactamente qué enseñaría a sus alumnos el día de hoy.


Tercera mantilla (El niño que dominaba la serpiente).
A Roque le gusta treparse a los árboles, ahí avienta los juguetes que ya no usa, así es que, pasado el tiempo el árbol parece de Navidad, tiene muchos colores. Una tarde  su mamá le ordenó bajar los juguetes viejos, el otoño se acerca y las hojas caerán pronto. El árbol quedaría desnudo y los juguetes no tendrán cobijo. Roque empezó por la parte más alta del árbol, vio un trenecito que hacía mucho tiempo no veía, vio un planetario que su papá compró en un viaje a Buenos Aires, vio  unas tijeras que su maestra le había regalado, de pronto, de pronto, estiró la mano y sintió que el juguete se movía. Oh no, no, era una serpiente que crecía, el miedo de Roque aumentó. La serpiente habló – Roque, me voy a comer tus manos y tus pies-. Roque abrió lo ojos, sus juguetes salieron volando se treparon a una nube, tenían miedo. Vio a la serpiente a los ojos, y tranquilamente dijo –No eres de verdad, no te tengo miedo, de seguro estoy en un sueño-.
Cuando Roque dijo ésas palabras, ¿qué creen? La serpiente se fue haciendo chiquita, tan chiquita que desapareció. Roque bajó del árbol y lo vio limpio, limpio. Sus juguetes se habían ido,-ah juguetes miedosos- pensó Roque.
Cuarta mantilla (Aura y Oruga).
Cada mañana Alán y Aura salían  a caminar a la montaña del Perro Perdido. Un buen día Alán decidió preparar un ramo de flores silvestres. Aura ayudó a abrir el camino hacia las flores más hermosas. Mientras caminaba escuchó  un lamento, era el de Oruga que se quejaba porque  se llevaban las flores. Aura detuvo el paso y fue hacia Oruga que dio un brinco a su nariz. Aura sacudió la cabeza y Oruga cayó al suelo, se perdió entre las flores. Cuando Alán regresó a casa puso el ramo de flores  en el centro de la mesa y le ordenó a Aura cuidar de las flores y la casa.
-Aura, cuida la casa, cuida las flores. Iré a traer un recipiente para ponerlas en agua.
Aura ahora no solo tendría que cuidar la casa, también las flores. De entre las flores notó algo extraño. -Oh no, Oruga vino entre las flores, ¿qué hago? ¿qué hago?.
Aura corría dando vueltas mordiéndose la cola porque no sabía qué hacer con Oruga. Se le ocurrió invitar a Oruga al patio de la casa, ahí había  plantas  desérticas con flores de suaves pétalos; no eran silvestres pero Oruga se sentiría bien ahí.
-Oruga, Oruga, ven monta mi nariz, te llevo al patio.
Oruga saltó a la nariz de Aura y ésta la llevó al patio. Las dos fueron grandes amigas. Cada vez que Oruga quería trasladarse a otro espacio, llamaba a Aura. Las dos se divertían mucho. De pronto Aura no encontró a Oruga. La buscó y la buscó y la buscó. Muy triste Aura olfatea entre las flores. Oruga le habla a las orejas de perra, volaba feliz porque no tendría que arrastrarse,  era mariposa, hermosa mariposa color azul. Oruga abría los caminos de Aura hacia nuevas aventuras. Volaba, e invitó a Aura a dar un paseo por las nubes.
Quinta mantilla (Ila Aguirre).
Hace mucho tiempo existió un planeta situado en medio de la luna y el sol, una niña que recorría los caminos en bicicleta después de escuchar esta hisotria decidió que el sol y la luna deberían estar juntos para siempre. –Ila Aguirre, Ila Aguirre ven te contaré, ayúdame a reunirme con mi amada, la luna. Ella y yo estuvimos juntos al incio de todos los tiempos pero el planeta de donde vienes nos separó, la encerró en una serpiente y ella se confundió, hablaba en enigmas, me desconoció. Su cabello se tornó rubio, tan rubio que su rostro palideció, se convirtió en tirana, mató a las personas que pensaba, eran diferentes. Las estrellas llegaron a visitarla pero ella estaba distante de su propio corazón. Las ilusiones que veía en las pantallas de televisión y computadora, le absorbieron su cerebro, me acusó de ser el culpable de la desgracia humana. Entonces, nos separamos, y yo, herido, me convertí en guerrero vengativo, destruí el planeta tierra, tenía celos de la luz de la luna por las noches, nadie merecía su luz, solo yo.  Ah pero qué te cuento, tú qué sabes, tan solo eres una niña. Gracias Ila Aguirre, gracias por escucharme. Adiós.
Ila Aguirre activó el centro de su pecho, ahí estaba el secreto para arreglar los problemas, tenía un corazón con alas, salió volando a buscar a luna, la convirtió en escritora, creaba nuevas palabras e historias que los humanos leían desde el corazón. El sol y la luna estarían juntos para siempre en cada uno de sus relatos.
Todos los derechos reservados pertenecen a la autora Hilda Sotelo, queda estrictamente prohibida su reproducción para fines de lucro. Si desea imprimir, hacer uso de la narrativa  para otros efectos creativos ya sea pinturas, caricaturas,  representación teatral o publicación en otros medios, favor de comunicarse al  correo electrónico yanethsotelo@hotmail.com. 
Cualquier plagio o robo del contenido será severamente perseguido. 




miércoles, 25 de mayo de 2016

La Bruja de Ciudad Juárez (viejos demonios)





 Marcelino:
No te conozco ni sabía de ti hasta que la periodista Magali Tercero te trajo a su muro de fb, al escucharte fuiste  familiar, ¿sabes por qué? Hay miles como tú en nuestro país. Al principio pensé que se trataba de una broma, aquello de que a  las mujeres nos gusta que nos violen, ¿qué te pasa? Escuché tu forma tajante de callar a la mujer con quien estabas en la estación de radio, ¿Bruja? Me recordaste a Samuel Schmidt, politólogo a quien conocí el 31 de octubre de 2009, esa misma noche conocí a Carlos Fuentes, y al "derecho humanista"  Gustavo De La Rosa, los anteriores consideran a la mujer   musa,  pendeja, buenota, idiota, loca o bruja, sí, la bruja a quien deben callar a tiempo antes de que se nos ocurra proponer evolucionar, todos somos menos ciudadanas o humanas. Yo callaba, ellos hablaban desde los oscuros siglos de la humanidad. Y el silencio hilaba la bruja, la curandera a la que tanto temen. Verás.
 A ustedes le da pavor pensar, esforzarse por una mejor humanidad porque tienen el cuento fabricado, burlarse es primero, competir, luego reflexionar (en contados casos), luego, reír a carcajadas, hasta quedarse sin sentido.Temen amarnos y recibir nuestro amor porque Sócrates se los dijo, "temed el amor de la mujer más que al odio del hombre". Ah y ni se diga Freud que nos vio incompletas por carecer de  pene, yo no sabía de semejante conclusión "científica" hasta  durante una clase de Creación Literaria, el maestro me llamó loca, dijo que tenía el síndrome del útero, afirmaba Freud. Años después lo enfrenté, ya sin enojo, tristeza, depresión y hasta busqué su asesoría para mis escritos. ¿Por qué lo buscaba después de la tortura?. Recordé a Fedro y Sócrates hablando sobre el acto de escribir " las palabras ruedan por doquier, igual entre los entendidos que como entre aquellos a los que nos les importa en lo absoluto(...) y si son maltratadas, necesitan siempre la ayuda del padre(...). ¿Hasta cuándo buscaré al patriarcado para que legitime lo que digo? Si Él dice que escribo "bien" el resto de los hombres y las mujeres validará mis construcciones, ¿verdad? Hasta que me libere seguiré buscándolos para que me protejan del mundo violento que ellos han armado, para que me representen con los mecánicos, los fontaneros, las editoriales, los negocios varios, las academias, los bancos,  la decencia, los premios, los congresos ¡ay no! Arturo Ramos dijo no recordar haberme ofendido. No hay problema, no somos perfectos y espero que me lean personas civilizadas, capaces de escuchar y cambiar sus actitudes machistas. Espero que me leas mujeres despojadas de la envidia y deseos de venganza, mujeres valientes capaces de cuestionar el patriarcado que llevan dentro.
Lo peor de todo es que hemos permitido a los hombres, narrar la vida, nuestro mundo está en sus manos y ¿ven lo que han hecho?. Pura soberbia, como tú, Marcelino,  lejos de reflexionar, rectificar, ratificas la barbaridad dicha en la estación de radio de la UNAM. Yo no creo que me quieras, respetes o  admiras, al contrario, me odias, me faltas al respeto y no  me admiras, me quieres aniquilar al asegurarme que soy metible ¿Metible de qué? ¿Quieres continuar metiendo tus aires rebeldes en mi vuelo para confundirnos y quedarte al frente de la asamblea que está a punto de lincharte? El derecho de la mujer a opinar, crear, hablar, en las asambleas que nos incumben a todos/as, procede.
Estoy harta de tus bromas, no estoy para burlas, ni sátiras, nuestro país no necesita de cinismo, ni escenas circenses, ni pedagogía violenta, nunca lo ha necesitado pero ustedes, los hombres como tú que piropean, requiebran, y nos dicen algo más que guapas no son necesarios en este momento. En cuanto a los objetos que has introducido a los humanos/as con quienes has intercambiado tu vida sexual, te aseguro que ejerciste violencia tácita (los mareabas con tu verborrea). Y porque soy bruja te voy a leer el Tarot, vamos a ver,  dedicada a ti ¡Ocho de Copas!. Estás desbordado en tus emociones,  por si no sabías, tienes emociones, sientes, eres inseguro y urge que cambies, que te retires, deja la situación actual.
¿Te fijas? Hasta el Tarot está a tu favor y la bruja es buena y sabe que lo que te pasa a ti me pasa mí, ha despertado a la colectividad pero creo que tú has alborotado al adolescente, no te preocupes, le está sucediendo a los viejos del mundo, ¡ya ves Trump, y los líderes mundiales! Casi nos llevan a una tercera guerra pero no lo vamos a permitir. Seguro los criticas sin ver tus errores primero.
Tienes razón tus opiniones, no son populares, ni deberían serlo. Repito, no te conozco y ni falta hace. No me gustaría regresar a aquella noche de brujas en El Paso, Tx, ya lo dijo la carta del Tarot, ALÉJATE, no se te vaya a ocurrir volverme a besar. ¡Lagarto, lagarto!

Bruja:UACJ Les voy a contar que para la Bruja todo es posible. Por increíble que parezca puede ver en su hermano los ojos de la mujer. En estos tiempos de división de géneros, introspección y análisis sobre las  identidades del hombre y mujer es importante destacar el papel de la Bruja en la lucha social sobre la equidad y la diferencia. La Bruja sabe de injusticia y justicia, decide tomar el camino mágico a raíz de una situación de opresión, lo toma para crear privilegio y poder de los cuales no fue proveída en la infancia. Despierta a ciertos poderes anidados en su consciencia mágica; cree que el rol femenino y masculino se puede transformar conforme la inteligencia. Sabe que la identidad violenta y machista, el mal, ha gobernado el mundo, y como dice María Elvira Bermudez , el mal es un enigma y de eso ya estamos hartos/as todos/as, estamos hartos de secretos, ocultismo, sectas, religiones que nos sofocan. 
La Bruja, descodifica el misterio de nuestro comportamiento, apela a la consciencia crítica para comprender cuál es el mecanismo original donde se gesta la violencia, toma acciones correctivas sabiamente, lleva a juicio a los infractores/as movida por la ética y la ley de causa y efecto. Mujer Cósmica
  La Bruja baila, compone mantras de reconciliación, escribe para liberar, busca a la bruja blanca, sabe de la negra las atrae en la sororidad para llegar a acuerdos. Entiende que a la experiencia humana la atrapa la espiral del dolor y sufrimiento pero no se resigna a permanecer dolida por mucho tiempo, ni ser testiga pasiva de injusticias. Descubre fuentes de sabiduría ancestral y se mueve intuitivamente hacia al espacio sagrado.  Honra lo mejor de sus antepasados/as y a través de las expresiones del arte, la educación, o los rituales curativos adquiere la facultad de sanar y liberarse.
 Desde su consciencia mágica edifica un refugio físico o imaginario con artefactos hermosos, flores, aromas, e imágenes de sus divinidades. La Bruja siempre ha estado aquí pero hoy más que nunca se manifiesta en cada mujer y hombre. El telar de la conspiración que estanca la evolución de la consciencia se abre. La guerra sucumbe ante la Bruja, la violencia machista transmuta, pero antes se da a conocer en voceros insospechados.

Mujer Cósmica
Let me tell you, for la Bruja or Curandera everything is possible, she is capable of noticing female sight into her brother's eyes. Nowadays when men and women  are divided, we all are reflecting about gender identity. It is very important to talk about la Bruja, but this witch is not from Europe, this Bruja is from Mexico, she is Chamana. She knows about justice and injustice, due to oppression she decides to take the path of magic to empower herself and others. She wakes up powers nested in her heritage, and accepts all talents and gifts. She believes that gender  roles can be transformed to improve our world. She knows that the works of evil are an enigma because of human corruption; love and good will always triumph. La Curandera locates her self in the mystery of human behavior, uses critical consciousness to understand which mechanism leads to human violence, takes action using wisdom from her abuelos to bring justice. Only moves by ethics, and the law of cause and effect, prosecutes offenders.
La Bruja or Curandera sings, dances, creates mantras to heal, writes to be free. Sisterhood is her favorite word. Uses all her senses and intuition. She knows that pain and suffering is part of human journey,  as well as joy and happiness. She discovers wisdom honoring her ancestors, her tools are education, art, and indigenous rituals. She has a scared a physical or imaginary refugie with beautiful flowers, aromas, and divinities. La Bruja has always been here but now more than ever is manifesting in each man and woman.War will ceases because of Curandera.