martes, 22 de mayo de 2012

La joven habla. PRD

La semana pasada en Ciudad Juárez se reunieron simpatizantes de AMLO, se congreraron en un mitin político típico de nuestros haceres democráticos. Entre los asistentes vi a actores de puestas diferentes, jóvenes, vendendores ambulantes, maestros de la universidad, representantes de asociaciones civiles locales, artistas y entre ellos estaba Luisa Luján líder nacional de MORENA jóvenes. La entrevisté para el canal kochittaroko de youtube. No me interesaba saber los detalles y bondades de su candidato, ni tampoco sus posturas con respecto a los antagónicos de la escena, mucho menos enterarme en su elocuencia política, de eso estamos hartos todos. A donde apunté la entrevista fue hacia ella y no a la máscara que suelen mostrar y sacar sinestramente las pantallas de las cámaras y los medios. Luisa, una joven hija de norteños radicada en el DF, una joven que vive el presente y fluye en colectivo, una joven que ahora le corresponde tomar el micrófono porque alguien lo debe hacer. Entre las preguntas saltaba la evidente, ¿y qué del hueso?. El tema es delicado cuando militas hacia un beneficio personal, es decir no te mueve la idealogía de tu partido, ni sus hechos, ni siquiera tu candidato. Te mueve la promesa a ocupar un cargo, o tal vez algún apoyo a tus proyectos diversos, de eso está repleto las democracias donde los hombres se supeditan al poder; tuve que filtrar la pregunta en mí y le recomiendo que también lo haga en Ud cuando decida por quién votar. Pregúntese ¿qué lo impulsa? Y sea libre al elegir. He decididido mi voto porque lo diferente en la propaganda del PRD es que la gente de tecla y no tecla está gritando en voz y letra, vaya rima. Es elegido por el menos peor, la mejor opción y en resumidas cuentas por un ejercicio puro y consenso que se supone existe cuando realmente el pueblo no manipulado tiene el poder. La diferencia ahora la han hecho las redes sociales, los jóvenes y no tan jóvenes escribiendo en el formato de su preferencia rechazando a Peña Nieto activando con ello la consciencia a la participación ciudadana. La intervención a evitar que el miedo desvíe nuestro voto una vez más. La protesta en sus diferentes versiones en contra de las evidentes formas de control que ha ejercido la plutocracia, Televisa- PRI por mencionar algunas alianzas gobierno-empresas. Los medios de comunicación y su obstinación corrupta, están siendo ridiculizados al omitir la realidad de las campañas políticas, a Peña Nieto sólo le muestran el lado simpático. Luisa preocupada por aquello de una televisión en cada casa mexicana, y el poco acceso a la educación, los libros. A ver si no nos pasa lo mismo con una computadora en cada casa, dije. Recordé la algarabía familiar y de mi barrio cuando por primera vez, en los ochentas, tuvimos una tv blanco y negro; el acceso al canal de Chespirito y la telenovelas, a las noticias de Jacobo y el atolondramiento de Siempre en Domingo, imágenes que moldearon al México del presente, imágenes de métodos perniciosos que se rehusan a perecer muy a pesar de la obvia realidad de jóvenes manifiestos en la lbero gritando, tú no nos representas y miles de ciudadanos despertando a la pasión mexicana, la consciencia, en esta ocasión caminando por si mismos, convencidos de que no hablar, no escribir, no asistir, no votar es grave. Este 2012 todos somos actores y aquel voto que nos robaron en el 2006 nos lo han de devolver justo frente a nuestros ojos joviales que un día fueron crédulos y continúan idealizando. Era 1994 cuando esta joven vota por primera vez. PRD.