martes, 16 de octubre de 2012

De la colección Teclado viejo.Sombras. Alondra S (15 años)

S
Sombras.Camina por el oscuro bulevard, donde las sombras de los árboles abundan. El silencio mata al igual que la soledad. Fijo mi mirada al triste suelo, una mano extendida me alcanza, me alejo rápidamente sin dudar. Cruzo callejones y propiedades. La solitaria mano se multiplica, salto, salto, salto, son autos, son bardas de roca firme. No hay donde ocultarme. Descanso brevemente, noto un acompañante. Mi larga mano detiene la sombra, detiene las manos. Dejo de mirar al suelo, levanto la cabeza, veo a mi alrededor. Los majestuosos árboles me saludan.
¡Ajó!