lunes, 2 de abril de 2012

La máquina trituradora. Nomos.

-¿Existen los Domos, Nopos, Nomos, no estoy seguro?

-¿Cuáles son esos?

-Son unos seres chiquitos que a veces pasan corriendo rapidísimo.-Ah, los plateados, los que fabricaron en la luna y los enviaron a tierra a jodernos el alma. Son Nomos.-Sí esos, los plateados, pero cómo sabes que son plateados

¿Tú también los has visto?

-No necesariamente, creo que ellos no están interesados en mí, tal vez te visitan porque eres joven y desean seducirte con sus juegos, sus promesas. Ellos no juegan como nosotros lo hacemos, no tienen libre albedrío, son robots que obedecen al satélite lunar.-Yo no sabía que la luna es un satélite artificial en Wikipedia dice que es natural.

-¿Wikipedia?

Mira, ahora existen los viajes astrales, esos sí son naturales, en realidad siempre han existido pero no es hasta ahora que los tomamos muy en serio. Resulta que durante esos viajes han descubierto que la luna es artificial, hechiza, que al llegar ahí te seduce con la energía similar a las mujeres, además esa tenue luz, romántica, mueve el mar de las emociones, es por eso que ha sido el astro favorito de poetas y escritores a través de los tiempos.-Ahora recuerdo esa canción de Ana Gabriel, Luna…tú….que lo ves. Era la canción favorita de mi mamá, molestaba mucho porque la ponía hasta cien veces al día.-Jajajaja, tú mamá es una lunática -Podemos asegurar eso. Jajajajaja.

-¿Cuándo se irán los Nomos?

Si es verdad eso de que han venido aquí a hacernos violentos, a asesinarnos unos a otros, a drogarnos, a ponernos en caos, entonces no son nada graciosos.-Tanto como que ellos han venido aquí a cumplir ese cometido de horror no lo siento así. Existen épocas donde decidimos explorar el lado oscuro, o el mal , es cuando los Nomos graciosamente nos reciben para escalar más y más bajo en nuestros propios laberintos. Como te mencionaba ellos son un programa donde el corazón no existe, son mente, así como suele ser el varón. A los Nomos les atraen las emociones negativas, se alimentan del miedo, y son bastante precavidos de que ciertos humanos no los veamos. En el tiempo de la niñez no tienen mucho acceso pero a partir de los 11 años en adelante ellos adquieren facilidad para entrar contigo, debido a los cambios propios del cuerpo, van a tus sueños en la vigilia todo depende que tan disponible estés. Pero tú más que nadie sabe que existe el libre albedrío y si esos monitos tan simpáticos han ganado la batalla es porque nosotros lo hemos permitdo. -O sea, me estás diciendo que nosotros somos los responsables de esta atrocidad en la que vivimos.

-¿Quién más sino nosotros, tú dimelo, quién?

-Pues no que todo fue un plan, pre establecido, que acordamos vivir así y que Dios, los santos.-Tú las has dicho, acordamos vivir así.

-¿Qué tanto poder tienen esos Nomos?

-Ninguno si te haces consciente de que existen y están ahí, entonces pudes invitarlos a que se larguen de tu espacio vital. -Pero de pronto son tiernos y quieren juguetear conmigo. -El tierno eres tú puesto que les ves ternura.-Entonces, qué pasará la próxima vez que los vea.-Para empezar ellos vienen a ti a motivarte a usar drogas, NO TE HAGAS. Lo estoy viendo.-Cómo sabes, ahora la que me da miedo eres tú.-Muy bien, tengo acceso a toda la escena, me has dejado entrar, estoy viendo a los Nomos abriendo el hocico mostrando unos emormes dientes repletos de sangre, además llevan las manos saturadas de petróleo, suben y bajan en un tubo metálico, así como los bomberos, ellos habitan exactamente donde inica la mineralización que produce el aceite negro, justo ahí los arrojaron, se multiplicaron así como los microbios se reporducen por división.-Entonces son seres vivos, que respiran.-Sí pero no necesitan del sol para crecer, o desarrollarse. -No, puesto que son abortos de la luna.-Ahora entiendo, por eso antes las brujas conjuraban a la luna, y efectivamente había embrujos. ¿Y que de los Milagros?

¿Qué no los Milagros son magia?

-No necesariamente, los Milagros tienen que ver con el alma, la fe, el corazón, la buenas obras. Esas son cuestiones chidas humanas y del espíritu.-Te pregunté si se irán de aquí algún día y no me has contestado.

-¿De dónde, de dónde se van a ir?

Aquí nosotros estamos en otros planos, hablamos de los Nomos porque recién vienes del pasado de la tierra, en aquel entonces esos existían en el Viejo paradigma del bien y del mal, en el sufrimiento, en la tristeza, allá habitarán hasta que otra cosa suceda ese plano terrestre es ajeno a nosotros ahora., asciende. En este momento, en este lugar en esta conversación, ya se han marchado.

-¿Tienes miedo ahora?

-Sinceramente sí.-Entrégalo a la Máquina trituradora, los procesa de noche en los sueños. Aquí está ¿las ves?

-No, no la veo. Ya me tengo que ir. Gracias por la meditación. Viajé a lugares inspospechados, ahora me relajaré veinte minutos al día, veré al sol de frente los últimos minutos antes de su caída-.La Máquina trituradora de miedos tenía un compartimento en forma de corazón verde, ahí arrojé unos payasos muy luminosos que habían moldeado a Aram, uno de ellos hizo un guiño al Nomo plateado que ansioso deseaba investigar a la Máquina para posteriormente destruirla. Me di cuenta y de un manotazo lo safé del camino. Minutos más tarde el manotazo vengativo fue a dar a mi nunca mientras dormía. Por primera vez en muchos años tuve pesadillas, el Nomo entró a través de mi coco, la venganza, a darme un tremendo zape que por poco arruina mis más elevados sueños. No lo logró porque descubrí el canal donde esos se cuelan, últimamente había jugado peligrosamente con la venganza, esa que me ha seguido por varias vidas negandose a morir y que a veces me visita con el rostro de Hittler a quien abrazo entusiasta. Ni uno ni otro tienen cabida en mí porque he decidio vivir en pro al amor.