miércoles, 15 de diciembre de 2010

Los figurines de la violencia.

Asesinatos, ultrajes, extorciones. La guerra aquí, dentro y fuera. Igual los mexicanos seguimos criticando, lamentando, viendo novelas, fútbol, trabajando, sobre viviendo. Los detalles de la masacre de Horizontes del Sur, similar a la de Salvarcar. El joven sociólogo gravemente herido por manifestarse, por unirse al grupo que exige la retirada de los federales y militares de la ciudad. "Ese tiro es un claro mensaje del gobierno federal" alegan los que valientemente salen a protestar. Yo no sé Ud. pero últimamente me pregunto cuál es la diferencia entre ver y vivir el terror de nuestro país. La respuesta cierta no la sé pero lo que sí le puedo asegurar es que por estos rumbos ni el clima fue indiferente al terror del fin de semana. El ver remueve la herida, el escuchar una mala noticia tras otra devuelve lágrimas. El tremendo caos reciente parece no tener fin, las palabras, los rostros de los que transmiten las noticias siguen igual de consternado, pasando, pasando la información.